Confinamiento, vacunas y libertad en la Pascua judía

David M. Mizrachi Fidanque26 mar 2021 – 12:00 AM

La Pascua judía, también conocida como Pésaj en hebreo y Passover en inglés, es una de las festividades más importantes del calendario judío. Aunque no tenga fecha fija en el calendario gregoriano, ocurre que la Semana Santa cristiana generalmente coincide con la Pascua judía. Esto no es una coincidencia. El relato de la Semana Santa tiene lugar precisamente durante la celebración de la Pascua judía en el siglo primero de la era común. Por lo tanto, su fecha se adapta al calendario judío, que es un calendario lunar que se ajusta cada cuatro años al año solar. Pero, ¿qué se conmemora durante la Pascua judía? La Pascua judía es la celebración del éxodo de Egipto ocurrido hace más de tres mil años. El éxodo de Egipto es tal vez el acontecimiento histórico más importante de la historia del pueblo judío. La liturgia judía lo conmemora todos los días del año y se celebra durante la Pascua, como pasamos a explicar.

Desde tiempos inmemorables, las familias judías celebran el éxodo durante siete días en la tierra de Israel y durante ocho en la Diáspora. Lo más evidente de la celebración es la ingesta del pan ácimo o matzá y la cena pascual durante la cual se relata el éxodo. Una parte integral del relato reverbera alto y claro en nuestros días. El Libro del Éxodo cuenta que los judíos eran esclavos en Egipto. Que, para lograr su liberación, el Todopoderoso envió severas plagas para castigar a los egipcios. La última y más severa plaga era una epidemia que resultaría en la muerte de todo primogénito egipcio.

Nos narra el Libro del Éxodo (12:22-23) que el Creador protegió a los judíos de la epidemia que afectaría a los primogénitos en Egipto. Es así que está escrito que: “Tomarán un manojo de hisopo, y lo mojarán en la sangre que está en la vasija, y untarán con la sangre que está en la vasija el dintel y los dos postes de la puerta. Ninguno de ustedes saldrá de la puerta de su casa hasta la mañana”. La sangre se refiere al sacrificio pascual y en nuestros días la podemos comparar con una vacuna que protege de contagios (incluyendo la Covid-19) a quienes se la aplican. Por otro lado, el no salir de la casa es comparable al confinamiento necesario para evitar el contagio. Si esas medidas funcionaron hace tres mil años, sin duda deben funcionar ahora.

Aparte del mensaje sanitario de tanta actualidad, la historia del éxodo de Egipto contiene un mensaje universal muy profundo: el mensaje de la libertad. La Pascua judía es fundamentalmente una celebración de la libertad. El pueblo judío fue liberado de la esclavitud y al salir de Egipto, obtuvo por gracia divina la libertad de culto para poder rezarle libremente al Todopoderoso. También obtuvo, con la intervención del Creador, la libertad de tránsito que le permitió conducirse libremente fuera de su cautiverio. El éxodo representa también la libertad de expresión, que le permitió al pueblo judío recibir y transmitir las sagradas escrituras que le fueron otorgadas por el Todopoderoso a través de Moisés al poco tiempo. Finalmente, la salida de Egipto les concedió la libertad de reunión, y esta les permitió constituirse en nación, manteniéndose como tal desde ese entonces. Queda claro que la libertad solo se logró después de “vacunarse” y permanecer en confinamiento.

Que nuestras vacunas y confinamiento sirvan para augurarnos libertad al celebrar esta Pascua.

El autor es abogado y docente universitario

Fuente: https://www.prensa.com/impresa/opinion/confinamiento-vacunas-y-libertad-en-la-pascua-judia/

Be the first to comment

Deja un comentario