Elyjah Byrzdett: «El panameño tiene sangre hebrea, pero no lo sabe»

Restos de Panamá La Vieja, ubicada a orillas del Pacífico panameño. Foto/Haim Pinedo.

1 Abril, 2021 Por Haim Pinedo

Aurora entrevistó al autor de Criptojudíos: en Europa, América y en el Istmo de Panamá, siglos XVI-XVII sobre la tragedia y la contribución de los judíos sefardíes en las colonias españolas.

El 15 de agosto de 2019 se conmemoró los 500 años de fundación de la Ciudad de Panamá, la primera ciudad levantada por los españoles en el Pacífico americano. Sin embargo, poco se sabe acerca de la tragedia de los judíos sefardíes que llegaron a las tierras descubiertas por los colonizadores y, más tarde, a Panamá La Vieja, tal el apodo la antigua ciudad.

Al respecto, el autor panameño Elyjah Byrzdett ha publicado su nueva obra Criptojudíos: en Europa, América y en el Istmo de Panamá, siglos XVI-XVII. Allí narra la odisea de los sefardíes desperdigados tras la expulsión de los reinos de Fernando e Isabel en 1492.

“El motivo principal de esta investigación tiene relación con los 500 años que cumplió la Ciudad de Panamá. En este evento, a pesar de que se menciona el nombre de Pedro Arias Dávila, el fundador de la ciudad, se pasa por alto su origen judío. Los cuatro abuelos de él eran judíos. Pero no se trata de un caso aislado. En Panamá, existían judíos, pero la forma correcta de referirse a ellos era: criptojudíos”, explica Byrzdett durante una entrevista, a través de la plataforma Zoom.

Tras la expulsión de los sefardíes de España, muchos fueron forzados a aceptar el bautismo para convertirse en nuevos cristianos. De ahí el término “criptojudíos”, ya que algunos continuaban judaizando, es decir, habían aceptado el cristianismo en apariencia, mientras seguían cumpliendo la Ley de Moisés en secreto.

“Los forzados”, llamados así por los historiados aquellos sefardíes convertidos en cristianos, tras ser perseguidos ferozmente por la Inquisición, buscaron refugio en las colonias españolas.

Por ello, en su obra, Byrzdett dedica el primer capítulo a los judíos en Sefarad, como se dice España en hebreo. Luego continúa con el decreto de expulsión de 1492, antes de abordar el camino de España a Portugal, y las conversiones masivas al cristianismo.

Por supuesto, el autor no deja ningún cabo suelto. Narra la supremacía sefardí en el comercio marítimo, mientras repasa las diásporas de Brasil, Ámsterdam, llamada la Nueva Jerusalén, así como las comunidades de Curacao y Norteamérica.

“En ocasiones pareciera que la historia o los historiadores buscan arrebatar las aportaciones significativas del pueblo judío a la historia de la humanidad. Y, en la sociedad panameña de nuestros días se puede escuchar, con frecuencia, comentarios como: los judíos no son de Panamá o ellos no aportan nada al país. Afirmaciones totalmente alejadas de la realidad. Y, en mi obra, así lo demuestro”, deja en claro el autor.

El segundo capítulo del libro se encuentra estrechamente ligado a la historia de Panamá, donde Byrzdett habla sobre la presencia de “criptojudíos” en las tierras del istmo, que ya desde tiempos coloniales era tránsito obligado de comerciantes, en su mayoría de origen sefardí.

La investigación del historiador panameño va más allá de exponer al lector la intolerancia religiosa en el mundo cristiano de los siglos XVI-XVII. En el tercer capítulo, el autor menciona los clanes de origen judío en el istmo de Panamá, como los Duarte, Silva, entre otros grupos familiares.

“Un día, el investigador Alberto Osorio Osorio, experto en la materia y proveniente de una de las antiguas familias sefardíes asentadas en Panamá, me dijo: El panameño tiene sangre hebrea, pero no lo sabe. Yo, por mi parte, añadiría: y lo quiere ocultar”, comenta Byrzdett, quien agrega que “me apasionan los temas coloniales y judaicos”.

“La confección del libro me tomó un año porque contiene, en el capítulo final, entrevistas a rabinos, de diferentes tendencias, sobre el tema. Y esta fue la parte que más tiempo le dediqué”, dijo.

Publicar Criptojudíos: en Europa, América y en el Istmo de Panamá, siglos XVI-XVII, de venta en el sitio web Amazon, no fue tarea fácil. Pero tampoco imposible. “En cuanto a los desafíos, puedo mencionar la escases de documentos y pruebas de la época. En esos tiempos las personas ocultaban su origen judío, debido a las autoridades civiles y eclesiásticas”.

Foto/Cortesía del autor

Fuente: https://www.aurora-israel.co.il/elyjah-byrzdett-el-panameno-tiene-sangre-hebrea-pero-no-lo-sabe

Be the first to comment

Deja un comentario