Rechazar la definición de antisemitismo de la IHRA es un regreso a un pasado oscuro – Carta abierta a la Alcaldesa de Estrasburgo, Franci

Por Diario Judío México Mas Ideas -Abr 5, 2021

Rechazar la definición de antisemitismo de la IHRA es un regreso a un pasado oscuro –

Carta abierta a la Alcaldesa de Estrasburgo, Francia, la única ciudad que ha rechazado la definición de antisemitismo de la IHRAcity to reject IHRA antisemitism definition con argumentos “antisionistas”

Por  SHIMON SAMUELS director de relaciones internacionales del Centro Simon Wiesenthal  publicado en  Jerusalem Post

Señora Alcaldesa Jeanne Barseghian, En representación del Partido Verde (EELV), usted debe ser sensible al medio ambiente. Así, estaría al tanto del cercano campo  Natzweiler-Struthof, donde en 1943 se construyó una cámara de gas para 80 prisioneros judíos a petición del Instituto Universitario de Anatomía de Estrasburgo. Sus esqueletos iban a ser utilizados para probar la «inferioridad racial judía». Este ejemplo de antisemitismo debería ser suficiente evidencia de envenenamiento ambiental histórico.

En los últimos meses Estrasburgo ha soportado la peor parte del renovado odio a los judíos, tanto vivos como muertos, este último mostrado en la oleada de profanaciones de cementerios. Su antídoto principal es la definición de antisemitismo de la IHRA (International Holocaust Remembrance Alliance), adoptada por más de 30 Estados miembros del Consejo de Europa con sede en Estrasburgo, como por la Asamblea Nacional francesa, ONG, municipios, universidades y otras instituciones.

Estrasburgo es aparentemente la única ciudad que la rechaza por razones «antisionistas».

Señora Alcaldesa, durante más de 2.000 años desde su expulsión, los judíos han orado en dirección a Sión, el corazón de Jerusalén. En 1788, el Abate Henri Grégoire dirigió dos campañas: la abolición de la esclavitud y la emancipación de los judíos. Su ensayo, «La regeneración de los judíos», abordó la protección de las comunidades judías durante los momentos más violentos de la Revolución Francesa. Luego se convirtió en asesor de los diputados judíos de sanedrín, creados por Napoleón. El Abate también estaba interesado en el vínculo judío ininterrumpido con Tierra Santa y fue, tal vez, el primer sionista francés.

Las guerras napoleónicas llevaron al ejército francés a derribar las puertas de los guetos en toda Europa. A su llegada a la Tierra de Israel, Napoleón publicó un manifiesto otorgando a los judíos un estado independiente en su tierra natal, bajo soberanía francesa. La idea se desvaneció a causa de su derrota militar.

El movimiento práctico para restablecer la soberanía judía fue la respuesta directa del Congreso Sionista del periodista Theodor Herzl al antisemitismo francés, generado por el caso Alfred Dreyfus.

El presidente Emmanuel Macron ha calificado el «antisionismo» como una «reinvención del antisemitismo». En 1968, el Dr. Martin Luther King Jr., activista de derechos civiles de los Estados Unidos, declaró: «Cuando la gente critica a los sionistas, se refieren a los judíos. Estás hablando de antisemitismo». En 2001, el ex ministro alemán de Relaciones Exteriores Joshka Fischer, miembro del Partido Verde, dijo al Centro Wiesenthal: «El antisionismo conduce inevitablemente al antisemitismo». En 2015, un tribunal de Essen, Alemania, dictaminó que «Sionista en el lenguaje de los antisemitas es una palabra clave para judío».

En 2014, estuve presente en las marchas masivas de París contra Israel al grito de «¡Mort aux Juifs!» («¡Muerte a los judíos!»). Los manifestantes pro-palestinos tenían derecho a marchar, pero no a saltar para atacar sinagogas e instituciones judías. La campaña BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel), aunque ilegal en Francia, es abundante y recuerda a la década de 1930 nazi alemana «Kauft nicht bei Juden» («No comprar a los judíos») y el destrozo de tiendas judías, así como los asesinatos terroristas islamistas de judíos franceses en el supermercado kosher Hypercacher fue el apogeo del antisemitismo antisionista.

En 2015, nuestro centro destacó que «el virulento antisionismo es a menudo un disfraz ligeramente velado para el antisemitismo virulento».

Señora Alcaldesa, el antisionismo ciertamente se convierte en antisemitismo cuando sólo al pueblo judío se le niega la autodeterminación. Más del 20% de los ciudadanos israelíes son israelíes-árabe-palestinos. No se identifican como sionistas. Sin embargo, votan en las elecciones generales y están representados en la Knesset. Los palestinos podrían haber disfrutado de una autodeterminación pacífica al aceptar la resolución de la Partición de las Naciones Unidas de 1947. El mundo árabe prefirió ir a la guerra. Desde entonces, han rechazado todas las oportunidades, desde los acuerdos de Oslo hasta la actualidad. Han preferido negar la soberanía judía como su vecino y demonizaron el significado del sionismo.

Ya sean neonazis, de extrema izquierda o islamistas, todos se reúnen en una pandemia de antisionismo antisemita. Señora Alcaldesa, la decisión de su consejo de rechazar la definición de antisemitismo de la IHRA por razones de antisionismo podría ser percibida en sí misma como antisemita. Ciertamente está fuera de lugar en Estrasburgo.

Les instamos a que reconsideren la decisión, aunque sólo sea para defender a la comunidad judía estrasburguesa, posiblemente en peligro por una situación atroz. La aceptación de la definición también puede ayudar a limpiar un entorno envenenado.

El autor es director de relaciones internacionales del Centro Simon Wiesenthal.

Fuente: https://diariojudio.com/opinion/rechazar-la-definicion-de-antisemitismo-de-la-ihra-es-un-regreso-a-un-pasado-oscuro-carta-abierta-a-la-alcaldesa-de-estrasburgo-franci/358830/

Be the first to comment

Deja un comentario